sábado, 28 de junio de 2008

Reflexión junguiana sobre un artista: Salvador Dalí


Autor: Silvia Tarragó Garrido

Carl G. Jung fue uno de los primeros en criticar el reduccionismo del psicoanálisis al acercarse a interpretar el arte al modo iniciado por Freud. Jung consideraba que la investigación psicológica del hecho artístico sólo puede referirse al proceso psíquico de dicha actividad y no al arte en sí mismo. Jung utilizó y fomentó la producción artística y simbólica como parte del proceso terapéutico; y en respuesta a la postura del psicoanálisis freudiano frente al artista, opinaba: "Si una obra de arte se explica por el mismo procedimiento que una neurosis, entonces o bien la obra de arte es una neurosis, o la neurosis es una obra de arte".

Consideró el material artístico como expresión de imágenes arquetípicas: "Quien habla con imágenes primigenias habla con mil voces... liberando así también en nosotros esas fuerzas benefactoras que desde tiempos inmemoriales han permitido a la humanidad escapar a los peligros y soportar la noche más larga... Ese es el secreto efecto del arte."


Promocionó todos los aspectos del arte en su labor terapéutica y consideró siempre el trabajo artístico como un amplificador del estado colectivo del alma; de la cultura en que el artista vive y crea: "Aquí radica la relevancia social del arte: siempre trabaja en la educación del espíritu de la época, pues convoca a esas figuras que más faltan al espíritu de la época. Desde la insatisfacción del presente, el anhelo del artista se retrae hasta alcanzar en lo inconsciente la imagen primigenia propicia para compensar del modo más eficaz las carencias y la unilateralidad del espíritu de la época". "El arte constituye un proceso de autorregulación espiritual en la vida de las naciones y las épocas".

En el inicio de lo "humano" está la imagen, aquello que le significa y diferencia. El hombre es capaz de expresar lo primordial en él: Lo arquetípico . La imagen es numinosa y misteriosa. La psique permanece en un estado constante de creación de imágenes que develan el potencial del alma. La imagen expresa el misterio que la palabra nunca alcanza a develar del todo; por lo tanto la imagen es origen, símbolo pleno de contenidos arquetípicos. Toda representación simbólica nos suministra imágenes del inconsciente. Los artistas pueden proyectar esas imágenes y convertirlas en objeto. Como diría Stevenson: "No tengo mucho mérito, las historias me las dictan por la noche y yo por la mañana, las escribo". A ellos, los artistas, los dioses les soplan al oído las imágenes, las historias, los colores, los sonidos.......y ellos dan cuerpo a ese soplo divino. Los artistas son mediums de todas las representaciones posibles...así lo han descrito ellos:

"El arte no reproduce lo visible. Lo hace visible". P. Klee.

"Es arte lo que procede de una necesidad interna del alma".W. Kandinsky.

http://www.fcgjung.com.es/art_134.html