domingo, 23 de marzo de 2008

CHAKRAS Y DIAGNOSTICO POR ASTROLOGIA


CHAKRAS Y DIAGNOSTICO POR ASTROLOGIA

Por Nora Casadella


La astrología como otras ramas del saber humano tiene ante sí la posibilidad de expandirse o de mantenerse tal cuál está.

Es innegable que existen varios niveles o planos de expresión y causalidad, podemos interpretar sólo uno o varios.

Como dijo Jung "nadie puede interpretar más allá de su nivel de consciencia."

El nivel en la lectura astrológica dependerá de los planos o cuerpos activados en el intérprete-astrólogo, si se mueve prioritariamente en el plano físico, mecanicista y material en una orientación astrológica saturnina (primer chakra), la lectura se referirá a los hechos físicos, concretos y predictivos. La India como país saturnino por tradición representa a ultranza esta visión jerarquizante de la vida.

Si el astrólogo está orientado sicológicamente su lectura manejará también el nivel emocional-astral y se focalizará sobre las relaciones del nativo, sus carencias, sus traumas y patrones.

Si prima el mental buscará las explicaciones y los símbolos abstracciones que traducirá de manera ampliatoria, dando importancia mayor a los mitos.

Existen más niveles de lectura astrológica: la "etérica" implicaría el estudio del funcionamiento natal de cada uno de los chakras, sus potenciales bloqueos o sobrecargas energéticas. Sería una lectura astrológica de los campos energéticos, la menos trabajada por los astrólogos y la razón de este artículo.
El astrólogo que se maneja con conceptos causales (karma), buscará la conexión con los registros akáshicos que la carta moviliza si el intérprete puede llegar a éstos.

Mi teoría es que cada astrólogo interpreta según los planos a los cuales tiene acceso.

Existen varios métodos útiles para intentar el restablecimiento de la armonía energética: las gimnasias orientales que conectan al hombre con su centro de poder y con la tierra (restauración del primer chakra) hasta el yoga que cumple una función de enlace con el cielo (séptimo chakra).

De las terapias útiles para lograr el equilibrio energético tenemos la bioenergética de Lowen, con todo es preciso recordar que el origen está en la vegetoterapia del siquiatra Wilhem Reich, maestro de Lowen. La terapia a vida pasada o "terapia de muerte" también sirve para desbloquear los chakras.

Las casas de agua parecen dar una lectura general de los cuerpos, con la casa IV como base de la encarnación: genética y mandatos, cuerpo etérico y matriz sicológica, la casa VIII conectada ancestralmente con la muerte que podría regir al cuerpo astral y la XII conectada con la memoria arquetípica y los antepasados, con la consciencia cósmica es decir con los cuerpos búdicos: lo mental superior, la conexión con Dios, el cuerpo espiritual.

La tradición dice que Cáncer es la puerta de entrada al reino de la encarnación física y Capricornio el de su salida e ingreso ascensional hacia el cielo.

O sea que la casa X parece guardar un secreto al punto que según las nuevas teorías de la Ascensión biológica y la formación de los cuerpos de luz se considera a la casa X el nuevo ascendente.

Los campos etéricos, astral, mental y casual cambian constantemente, los chakras son transmisores y transformadores de energía de campo en campo, sincronizando las diversas energías: astral, mental.

Qué son los chakras? Son centros o vórtices de energía que conectan el cuerpo físico con los distintos cuerpos. Trabajar sobre éstos es la clave para aclarar percepciones erróneas acerca de nosotros mismos.

El karma puede ser cambiado a través del trabajo sobre estas "puertas giratorias".

Como los chakras son centros de energía que reflejan quiénes somos y lo que pensamos y la energía sigue al pensamiento, primero debemos trabajar con los pensamientos, sentimientos.

Las enseñanzas hindúes señalan que existen siete chakras y cinco tattwas o elementos.
Los tattwas o elementos son Prithivi que es la tierra, conectado con el cuadrado como símbolo y con el primer chakra, llamando en sánscrito Muladhara ("mula" raíz y "adhara" soporte), Apas que es el agua, relacionado con la media luna y con el segundo chakra, el Svadisthana, de "sva" sí mismo y "adhistana" sede, Tejas correspondiente al fuego, cuyo símbolo es un triángulo con la punta hacia abajo, se relaciona con el tercer chakra y su nombre en sánscrito es Manipura que significa "la ciudad de las gemas", el cuarto elemento es Vay, el aire, su chakra es el cuarto llamada Anahata que significa "punto de vida" y su símbolo es la esfera.

El quinto elemento es Akasha o éter, corresponde al círculo y al quinto chakra o Vishuddha, "vi" significa "por encima de toda comparación" y "shuddha" purificado. Todos los elementos se unen en este tattwa, que es la depuración de todos los elementos anteriores.

Los dos restantes chakras carecen de elementos directos. Puesto que el quinto es la puerta de la liberación, anuncia el paso a otro nivel, la persona que alcanza a activar y trabajar el quinto chakra se limpia de su karma y llega al Akasha que representaría el reconocimiento y recuerdo conciente de todas sus vidas anteriores.

El tema del presente artículo es encontrar las posibles relaciones planetarias: el primer chakra está regido por Saturno, residuo de la mayor cantidad de karma físico y material. Como es la sede de la kundalini, la energía de la vida, puede estar también relacionado con Plutón.

Saturno parece conectar más con la limitación kármica, genética-ancestral y Plutón con la potencialidad de transmutación-destrucción/construcción.

La supervivencia física, la identidad y la seguridad están ligadas a este vórtice. Indica cómo resolvemos nuestras necesidades básicas: alimento, vestido, cobijo, dinero, sexo. Las imágenes conectadas son la serpiente y el dragón. Tiene relación con la huída y la lucha. Se conecta también con nuestros derechos: a vivir, a ocupar un espacio, a prosperar.

El apego, el miedo, el materialismo, la falta de imaginación, la rigidez son sus facetas negativas; el sentido de realidad y la lucha la faz positiva.

Hay que cuidar mucho la lectura astrológica porque alguien muy saturnino o con mucha tierra puede tener este chakra débil debido a miedos que paralizan.

El segundo chakra puede estar regido por Júpiter y la Luna, se encuentra ubicado a dos dedos por debajo del ombligo. Es el centro de la procreación y la emoción, del placer, el bienestar y la sexualidad.

Se relaciona con la identidad femenina. Al estar en la era en que la Diosa se vuelve a manifestar puede estar sufriendo activaciones y mutaciones.

La dependencia afectiva y los bloqueos creativos tienen su base en este centro.

Se conecta con el quinto chakra o de la garganta, ver el ejemplo de los famosos "castrati" que eran castrados en la prepubertad para que no perdiesen su voz infantil ni sus formas corporales preadolescentes, porque la Iglesia prohibía que las mujeres cubriesen los roles que les correspondían cantando. Surge una pregunta, ¿es posible ser feliz si no se tiene una vida sexual plena?

La parte dorsal del segundo chakra se conecta con bloqueos creativos, con el significado de la vida, cubre todo el espectro de: angustia, codependencia, compulsiones, justicia, rechazo, desilusión, resentimiento.

El tercer chakra está regido por Marte y por Sol, se ubica en el plexo solar. Es la sede del fuego interior y se lo vincula con el poder personal. Se relaciona con la autovaloración, la autoestima y la toma de decisiones.

El exceso de energía o actividad genera abuso de autoridad, ira, comportamiento ofensivo. Se dice que el tercer chakra es un pequeño sol donde arden las energías de oxidación, lo que se quema a través de la digestión, que es una llama interior.

El exceso genera control, ira y tiranía, pero también liderazgo. La insuficiencia trae pasividad, sometimiento y cobardía.

La buena y mala compañía, la acción desmesurada pero también el servicio se relacionan con Manipura. Un Saturno en mala disposición a Marte podría bloquear este chakra. También se deben ver las progresiones y tránsitos de Marte para ver cuándo podría revertirse para bien la situación o empeorar en casos de patologías médicas o sicológicas.

El odio, el miedo, la rabia, la angustia nacen de este vórtice, el fuego interno quema todos estos venenos o los transforma en acción, valentía.

Marte es el antagonista, el destructor o el defensor de Manipura, el soldado que defiende la ciudad de las gemas. La activación del mismo genera mucha energía, es fácil ver cuánto ayudan aspectos como Marte Júpiter.

Así como el segundo chakra es la sede del poder femenino, el tercero lo es del poder de los hombres.

El cuarto chakra es regido por Venus, se encuentra en el chakra cardíaco.

Este chakra en buen funcionamiento nos vuelve amorosos, y como dice la Biblia "Sin amor nada soy", cuando San Pablo habla de las tres virtudes, fe, caridad y amor pone al amor por encima de las otras.

El amor, el gozo, la unidad, la paz, la afinidad, la autoestima, el amor sin condiciones están aquí. Sabemos que los grandes dramas humanos nacen del corazón, si este chakra está mal dispuesto puede dar origen al narcicismo (como un Sol Venus en Leo sin canalizaciones positivas), a la pereza y la crueldad: aquí nacen las cosas santas y las crueles.

Dicen los hindúes que hay que visualizar los dulces ojos de una gacela para limpiar el Anahata:( el centro cardíaco) que es el centro de la compasión.

Este chakra debe activarse para recibir mensajes de los sueños, realizar

proyecciones astrales y para la escritura automática así como para curar.

Es preciso recordar que hasta este chakra todo es polar, dual.

El quinto chakra está regido por Mercurio, se encuentra en la zona de la garganta. Es la sede de la palabra, la autoexpresión creativa, el permitirse ser, la voluntad y la admisión de las propias necesidades. Es el asiento de la responsabilidad y del poder de elegir.

La parte dorsal se conecta con la toma de decisiones, la canalización, la verdad, las creencias, los acuerdos, el lado izquierdo siempre es la madre, el derecho el padre.

La meditación sobre este chakra activa las memorias de vidas anteriores, porque su elemento es Akasha el que purifica y disuelve los cuatro elementos anteriores generadores de los pecados de acción/omisión (fuego), crueldad/compasión(agua), rigidez/construcción (tierra) y mente mecánica/fría sabiduría (aire).

El sexto chakra, ajna chakra o tercer ojo no tiene un elemento aún debido a que se dice que no se manifestó, no hay activación real del tercer ojo, se conecta con la glándula madre, la hipófisis.

El tercer ojo donde se reunen Ida (la conciencia lunar) y Pingala (la conciencia solar) señalan el fin de la dualidad, del tiempo, no hay sexo ni tiempo sólo conciencia. Urano podría considerarse el regente de este chakra.

El séptimo chakra o loto de los mil pétalos se ubica en la coronilla, los tántricos dicen que hay un chakra menor en el interior del séptimo, se trata de Soma (Luna), la fuente del néctar, que se encuentra por encima de ajna en el lugar donde se hace el vacío entre los hemisferios. Me parece interesante rescatar algunos datos: este chakra Soma es la sede de la luna y del néctar (energía) allí se sienta Kamadhenu (la diosa de color blanca, con cabeza de vaca. ¿no es ésta la energía de la Divina Madre?).

Rige la belleza absoluta, la espiritualidad, la conexión con lo divino.

¿Qué planeta asignarle a la conexión con Dios, quizás a Dios mismo en nosotros? ¿Neptuno? ¿O un planeta aún no descubierto?

La astrología permite diagnosticar entonces en qué estado estaban cada uno de los vórtices energéticos al nacer, permite también ver qué enunciado es sostenido por cada chakra (conectado a vidas pasadas).

Según las conexiones con los nodos lunares y los regentes de los mismos se puede ver cuál vórtice es el eje de la solución.

Tomemos algunos ejemplos:
Masculino, febrero 11, 1958, 2:00 PM zone +3:00, 61W00 36S00.

Este hombre trae una sobrecarga en la activación del sexto chakra (ajna: Urano) posee capacidad visionaria pero se desconecta de la realidad y no registra, puede acceder a informaciones del supraconsciente colectivo (lo cual ha sabido utilizar con gran éxito económico en su profesión de abogado, no se dedica a casos particulares sino a juicios colectivos contra el Estado).

En la desconexión sufre de accidentes callejeros por lo cual se le aconsejó que evite conducir, que chequee fechas de vuelos por avión, lo cual respeta, aun cuando no se libra en ocasiones de problemas ligados a esta situación.

Tiene poco sentido de realidad (primer-tercer chakra) y debido a ello tiene problemas de escasa líbido sexual, el trino Marte Plutón indica que sólo teniendo una vida sexual plena, potente puede sentirse arraigado a la realidad, lo cual sublima a través de grandes ganancias.

Trae una conexión (conjunción) entre los chakras segundo (Júpiter) y séptimo (Neptuno) es un ser con tendencias utópicas e idealistas que debe aprender a usar en su trabajo diario casa VI, pero dado que el otro regente del chakra dos (Luna) está en mala disposición a Plutón (uno) teme a las mujeres (esposa escorpiana dominante, madre que lo "abandonó emocionalmente") tiene miedo a lo instintivo y a la vez memorias celulares de mujeres dolorosas.

Las regresiones a vidas pasadas y a etapas uterinas e infantiles permiten conectar con estos enunciados vitales.

Tomemos otra carta, esta vez es una mujer, nacida el 17 de mayo de 1971 a las 7:00 AM +3:00 a 58W26 34S36.

En este caso tenemos un hipofuncionamiento del chakra uno (Saturno) lo cual genera en la nativa desde el punto de vista físico hipofunción tiroidea y dolores en cuello, a nivel anímico miedo a expresar su individualidad, toda su personalidad falta de energía primordial, trae de otras vidas miedo a perder raíz y familia (algo que sucedió en vida pasada), la apertura del tercer ojo (Urano) es fundamental para que logre su sueño que es ser más creativa (es arquitecta) y su sueño es vivir en el extranjero, vemos que tiene miedo a ser libre (Urano) a nivel corazón (Venus) aún no tiene pareja.

La solución pasa por Júpiter que es el corregente de chakra dos: animarse a ser fértil creativamente y como mujer.

Este otro caso es diametralmente opuesto es una mujer nacida el 29 de junio de 1953 a las 11.40 PM +3:00 a 58W26 y 34S36.

Vemos que el regente de ascendente es Piscis siendo Neptuno (chakra séptimo) el rector, lo cual le da una conexión creativa (es bailarina y coreógrafa) y tendencias idealistas pero está en conjunción con Saturno (uno) o sea que el sacro y Dios están en una unión, por un lado indica que se pasa de un deseo de supervivencia grande a utopías irrealizables, las cuadraturas a Urano generan que no discrimine, que se autoengañe, que carezca de visión amplia (la cuestión infancia sin resolver) el nodo sur conjunto a Mercurio en Leo en V la muestra en vidas pasadas como una creativa autocentrada, sin apertura a los otros por eso ahora presenta nodo norte en Acuario en XI y en esta vida presente no ha podido triunfar como bailarina solista y ha tenido en cambio una vez superado este deseo que ser una maestra inspiradora de otras jóvenes con talento. Esta mujer tiene el segundo chakra de la creatividad abierto.

En realidad cada planeta tiene un diálogo abierto con los restantes con que se conecta: el nivel interpretativo energético tienen mucho para decirnos.

Podríamos entonces servirnos de la astrología como elemento diagnóstico y luego utilizar las otras herramientas terapéuticas a nuestro alcance para lograr el equilibrio: meditación, visualización y terapias ligadas tanto a la parte energética como la TVP (terapia de vida pasada) que magistralmente disuelve los patrones de vida o samskaras (huellas nmemónicas ligadas a heridas antiguas) que tienen su correlato con los distintos chakras.

--------------------------------------------------------------------

Nota:

Libros de Astrología gratis, entre ellos "Las doce casas", por Howard Sasportas, en este enlace:

http://www.chomikuj.pl/Chomik.aspx?id=teranika&sid=1&fid=1271987