lunes, 3 de noviembre de 2008

El telescopio Fermi descubre un púlsar de rayos gamma


El púlsar se encuentra en el remanente de supernova CTA1 en Cefeo.
(Pulsar sobre la imagen para ampliarla)


El telescopio espacial realiza su primer gran descubrimiento: una estrella que emite pulsos sólo de rayos gamma.

Por Nancy Atkinson

El telescopio espacial Fermi de rayos gamma de la NASA ha descubierto el primer púlsar que emite pulsos sólo de rayos gamma. Un púlsar es una estrella de neutrones (un núcleo compacto que queda cuando una estrella masiva explota) que gira rápidamente. Los astrónomos han catalogado casi 1.800 púlsares. Aunque la mayoría fueron encontrados por sus pulsos en longitudes de onda de radio, algunos de estos objetos también despiden energía en otras formas, incluyendo la luz visible y los rayos X. Sin embargo, este nuevo objeto sólo emite pulsos de energía en forma de rayos gamma. “Éste es el primer ejemplo de una nueva clase de púlsares que nos podrán dar información fundamental acerca de cómo funcionan estas estrellas desplomadas”, dijo Peter Michelson de la universidad de Standford, investigador principal del Telescopio Espacial de Gran Área de Fermi.

El único púlsar de rayos gamma conocido se encuentra en el remanente de una supernova conocida como CTA 1, que se sitúa a unos 4.600 años luz de aquí, en la constelación de Cefeo. Su luz, como la de un faro, se cruza con la Tierra cada 316,86 milisegundos. El púlsar, que se formó hace unos 10.000 años, emite 1.000 veces más energía que nuestro sol.

“Creemos que la región que emite el pulso de rayos gamma es más extensa que la responsable de los pulsos de radiación de menor energía”, explicó Alice Harding, miembro del equipo del Goddard Space Flight Center de la NASA, en Greenbelt, Maryland. “El pulso de radio probablemente nunca se dirige hacia la Tierra, así que nunca lo vemos. Pero la emisión de rayos gamma, de una zona más amplia, sí se cruza en nuestro camino”.
Los científicos piensan que CTA 1 es sólo el primero de muchos objetos similares.

“El Telescopio de Gran Área nos proporciona una manera única con la que ver el conjunto de púlsares de la galaxia, al poder revelarnos la existencia de objetos de los que, de otra manera, no podríamos conocer su existencia”, dijo un científico del proyecto Fermi, Steve Ritz, también del Goddard.


El Telescopio de Gran Área de Fermi barre todo el cielo cada tres horas y detecta fotones que son de 20 millones a más de 300.000 millones más energéticos que los de la luz visible. El instrumento ve alrededor de un rayo gamma procedente de CTA 1 cada minuto, lo suficiente para que los científicos averigüen el comportamiento de la estrella de neutrones, su periodo de rotación, y el ritmo al que se está frenando.

El púlsar de CTA 1 no se encuentra en el centro de la envoltura gaseosa en expansión del remanente. La explosión de una supernova puede ser asimétrica, y “dar una patada” a la estrella de neutrones que la mande a toda velocidad por el espacio. Por la edad del remanente y la distancia del púlsar al centro, los astrónomos creen que la estrella de neutrones se está moviendo a un millón de millas por hora, una velocidad normal.


Traducido para Astroseti por Claudia Rodríguez Ruiz
Astroseti.org
http://www.astroseti.org/noticia_3511_el_telescopio_fermi_descubre_pulsar_rayos_gamma.htm