viernes, 22 de febrero de 2008

Posiciones hacia Cuba de demócratas generan debate entre republicanos de la Florida


Un impacto inesperado tuvo en Miami-Dade el debate que sostuvieron el jueves por la noche los candidatos a la nominación demócrata, cuando los republicanos pusieron sobre la mesa cuáles son las intenciones hacia Cuba de tres activistas locales que están retando a tres congresistas federales del sur de la Florida.

"¿Será que los demócratas Joe García, Raúl Martínez y Annette Taddeo, que se han lanzado, respectivamente, contra los congresistas de la Florida Mario Diaz-Balart, Lincoln Diaz-Balart e Ileana Ros-Lehtinen, están de acuerdo con los dos precandidatos presidenciales demócratas de que es aceptable una reunión con el futuro líder de Cuba, incluso si es un miembro de la cruel y represiva familia Castro?", reza un comunicado del partido republicano, enviado a periodistas cuando aún no había finalizado el debate. "¿Será que estos candidatos demócratas aflojarán las restricciones de viajes, incluso si tienen un efecto adverso en la política hacia Cuba de nuestro país, debilitando nuestra solidaridad por un cambio fundamental en Cuba?", insiste el comunicado.

En el debate, el senador Barak Obama abogó por un encuentro "sin condiciones previas'' con el ahora gobernante Raúl Castro, porque para Estados Unidos "no sólo es importante hablar con sus amigos, sino también con sus enemigos''.

A su vez, su rival, la senadora Hillary Clinton señaló que ese encuentro no es posible si no se aplican primero reformas democráticas en Cuba. "No se debería plantear una visita presidencial sin pruebas que demuestren un progreso en interés nuestro y en interés del pueblo cubano'', dijo Clinton.

El viernes por la tarde, las reacciones en las huestes demócratas del sur de la Florida no se hicieron esperar.

Consultado por El Nuevo Herald, Martínez sostuvo que se trata de una exigencia "hipócrita'' por parte de los republicanos, ya que su propio candidato tiene asesores que abogan por el fin de las restricciones.

"En primer lugar tengo mi propia visión política sobre Cuba y ya tendremos oportunidad de discutirla con los republicanos, pero le recomendaría al partido y a su candidato [el senador John McCain] que se mantengan en sintonía, porque hay que recordar que el 27 de enero El Nuevo Herald publicó un artículo del reportero Gerardo Reyes donde los asesores de McCain hablan de levantar las restricciones en los viajes y el límite a las remesas, cosas con las cuales estoy de acuerdo'', precisó Martínez.

"Esos asesores dieron un paso más y defendieron que se debía permitir a las aerolíneas de Estados Unidos volar a Cuba. Y eso es contrario a todo lo que ha dicho Diaz-Balart, por ejemplo, que quiere mantener el embargo. Y esto para no hablar de lo pensaba la gente [del ex gobernador] Mitt Romney'', añadió Martínez.

En el artículo en cuestión se reveló la existencia de un estudio de dos ex secretarios de Estado, Bernard Aronson y Richard Armitage, ahora consejeros de McCain, en el que se recomienda promover leyes de unificación familiar de los cubanos para poner punto final a las restricciones de las visitas familiares, levantar los límites a las remesas, revisar el criterio para expedir visas a cubanos que deseen viajar a Estados Unidos y permitir que las aerolíneas comerciales viajen a Cuba.

El año pasado, Romney estuvo en el programa A Mano Limpia, de AméricaTV, y afirmó que "hay una sola amenaza de parte de Cuba a la seguridad nacional de los Estados Unidos, y es que se pierda el control de la situación interna y se produzca un éxodo. La única manera de que los cubanos se queden allá es que haya un gobierno fuerte, y ése es el gobierno de Raúl Castro''.

El viernes, McCain aseguró que "en muchos aspectos'' Raúl Castro es "peor'' que su hermano, y prometió que si alcanza la presidencia evitará conceder ayuda a Cuba "en tanto que no se produzca una verdadera transición democrática''.

"Estoy dispuesto a dar todas las explicaciones que quieran, pero sólo cuando los republicanos me expliquen por qué el presidente George W. Bush ha impedido la aplicación del título 3 de la Ley Helms-Burton, cuando me expliquen cómo es posible que en esta administración empresas estadounidenses han hecho más de $1,500 millones en negocios con Cuba, y cuando me expliquen por qué este gobierno sigue usando la ley de pies secos-pies mojados y ha deportado más cubanos que ninguna otra administración'', respondió García.

Para Taddeo, quien no está de acuerdo con "concesiones unilaterales'' hacia el régimen de la isla, lo importante de llegar al Congreso es ayudar a quien salga presidente a hacer lo correcto para Cuba. "Recordemos que los tres congresistas del sur de la Florida han tenido una gran influencia sobre el presidente, y ésa es la razón por la cual tenemos las restricciones de viajes de la familia'', añadió.

El Nuevo Herald
http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/story/164551.html