sábado, 6 de diciembre de 2008

Planetas transpersonales



Urano


Principio Vital:


Originalidad, de cambios drásticos y repentinos. Planeta de revelación, independencia e invención. De acción imprevisible. Produce desviaciones.


Símbolo:


Dos semicírculos unidos por una cruz por encima de un círculo. Originalmente fue una H, tal como la inicial del apellido de su descubridor, Sir William Herschel. Algo muy curioso es que las primeras antenas de televisión - la cual está regida por Urano - tenían la forma casi exacta de este símbolo. El mismo indica originalidad, decisión, empuje, a través del símbolo de Marte, el que se encuentra encerrado por los dos semicírculos, lo que implica el necesario desarrollo del alma para que estas facultades se manifiesten


Astronómicamente:


Es un cuerpo celeste que cumple en 84 años su revolución y se mueve alrededor de 3´ por día. Fue descubierto en 1781 y coincidió con el desarrollo de características mundiales, totalmente nuevas e inesperadas. Tal el caso de la Revolución Industrial, que abrió una época de invenciones y descubrimientos científicos, sobre todo en el campo de la electricidad, que mas tarde dieron origen a la radio, TV, aviación, etc. También produjo cambios drásticos en la conducta de la sociedad, a través de la Revolución Francesa y de las revoluciones Americanas, las cuales condujeron a un incremento de la libertad e independencia del Individuo. (Libertad, igualdad, fraternidad, tres temas relacionados con Urano.)


Psicológicamente:


Representa la tendencia a desviarse de lo normal; como es el primer plantea que se encuentra más allá del límite trazado por la órbita de Saturno, su naturaleza “encaja” muy bien con su tendencia a tratar de zafarse o desprenderse de algo y cambiar. Por eso es rebelde, anárquico, pero con el chispazo repentino del genio creador. Es intuitivo, con ideas inspiradas, sobre todo para la época por venir. Su forma de actuar, para producir nuevas características, rompe con las limitaciones del pasado, con la rutina cíclica de un orden aceptado. Es revolucionario en el sentido de que su misión es derribar el orden establecido por Saturno. A través de este impulso destructor; aparece la originalidad, la inspiración creadora, el pensamiento científico, la invención, la tendencia a la independencia, la libertad de expresión, el altruismo, lo heterodoxo en lugar de lo ortodoxo; en otro orden de cosas, la rebelión o los impulsos reformadores, la conducta sexual libre en el amor.

Un Urano afligido da tendencia a la irresponsabilidad, excentricidad, violencia, perversión, fanatismo. Urano está asociado con el signo de Acuario y con la casa XI. Cuando se estudia una carta natal, las características de Urano nos indicarán mucho acerca de la voluntad del individuo, su grado de independencia, la facilidad que tiene para efectuar cambios o sufrir por los mismos; también para actuar de manera inconvencional o con la chispa de la intuición más que por el lento razonamiento; para ser afecto a todo lo que tiene que ver con las invenciones modernas, especialmente las que utilizan rayos y ondas (curiosamente como el símbolo del signo de Acuario, a quien este rige). Así como Mercurio rige el teléfono, que depende de cables, Urano rige las ondas de radio y TV que pasan por el espacio. Los asuntos de la casa donde se encuentre el signo de Acuario, se combinan con los que rige la posición de Urano.




Neptuno


Principio Vital:


Sensibilidad; refinamiento o purificación a través de la disolución; actúa con sutileza y falta de materialidad.


Símbolo:


El tridente del dios Neptuno. Un semicírculo, o sea el espíritu humano en evolución, que trasciende lo físico, por encima de la cruz.


Astronómicamente:


Su ciclo es de 168 años y se mueve diariamente alrededor de 1’40’’, término medio. El descubrimiento de Neptuno fue por medio indirecto y constituyó una de las conquistas más notables de la astronomía. Durante muchos años se especuló acerca de su existencia y costó mucho trabajo, a través de los cálculos, obtener su posición. Se descubrió en 1846 y su aparición en la conciencia de la humanidad coincidió con ciertos acontecimientos justamente relacionados con la naturaleza Neptuniana. Los anestésicos, por ejemplo, fueron introducidos en la práctica quirúrgica, tal como el éter, un gas que necesita ser herméticamente cerrado porque se escapa; el “escapismo” es una de las características de este planeta. El nombre de hipnosis fue usado por primera vez en 1843 y los movimientos espiritualistas en Inglaterra y América –asuntos que tienen que ver con este planeta- nacieron en esta época, tales como la Teosofía y el Ocultismo en general. También en el año 1846, se utilizó por primera vez el gas de alumbrado.


Psicológicamente:


Tiene que ver con la sensibilidad, con las facultades perceptivas más sutiles, buscando una experiencia más allá de la forma o estructura material. De ahí que sea el planeta de la inspiración y que adquiera relieve en los temas de compositores, músicos, poetas, pintores y religiosos. Es un solapado y poderoso desintegrador. Es la fuente de las alucinaciones y de la histeria en los trastornos mentales y el que crea el trance y las capacidades psíquicas de los médium espirituales; es el que actúa en el caso de hipnotizador y el hipnotizado. Neptuno desarrolla el idealismo, la sensibilidad artística, la espiritualidad, la ilusión, las experiencias místicas, los sentimientos religiosos y humanísticos, es decir, todo aquello que se siente y que no es tangible. Neptuno da una fuerte tendencia al escapismo, al engaño de sí mismo, a ser deshonesto, poco práctico; el pensamiento es confuso y caótico a veces, de actuar con vaguedades o temores obsesivos.

Cuando Neptuno está fuerte en la carta natal, debe tenerse cuidado en ingerir drogas, sedantes y alcohol –a los que este rige- pues el riesgo de la adicción es grande. Se encuentra conectado con los accidentes por envenenamiento, asfixia por gas y ahogo por agua. Es el sutil arquitecto del caos, de la fantasía, de la autodestrucción, ilusión y desesperación a través de las fuerzas ocultas de nuestro inconsciente. La posición por signo y casa, de Neptuno, nos indicará el deseo de usar la imaginación, de tener contacto con lo no material o intangible y que puede resultar en simple vaguedad o en un fecundo trabajo artístico o psíquico, también en el sacrificio por los demás, porque es capaz de sentir compasión e imaginar sus necesidades. Neptuno está asociado con el signo de Piscis y con la casa XII. Los asuntos de la casa donde se encuentra el signo de Piscis se combinan con los que rige la posición de Neptuno.


Plutón


Principio Vital:


La transformación a través de la eliminación y renovación.


Símbolo:


Originariamente fueron las letras PL, de Pecival Lowell, quien fue el astrónomo que realizó los cálculos que permitieron su descubrimiento. Después, se utilizaron varios, pero el más difundido ahora es un semicírculo rodeando un pequeño círculo y debajo la cruz. A este símbolo, el astrólogo Marc Edmund Jones lo definió como “el alma creando espíritu fuera de la materia”. Hay quien ha visto en este símbolo a una simiente o semilla (círculo) en un receptáculo, como la fuerza potencial de la generación.


Astronómicamente:


Hasta ahora, es el planeta conocido más alejado del Sol, pero es tan excéntrico en su movimiento de traslación, que en ciertas épocas su órbita se introduce dentro de la de Neptuno. Su período de revolución de 248 años aproximadamente y para atravesar un signo del Zodíaco, a veces tarda 13 años y en otros casos puede demorar hasta 32 años, dada la excentricidad de su órbita con respecto a la Eclíptica. Su latitud puede tomar valores de hasta 3 veces los de la Luna, por encima de la Eclíptica y hacer lo mismo por debajo de ella. Mientras el resto de los planetas no se alejan más de 8º de latitud hacia el norte o hacia el sur de la Eclíptica, Plutón se mueve hasta 17º, así que cae y asciende mucho más allá de lo que hacen los demás planetas.

Estos extremos en su trayectoria parecen simbólicos de las grandes alturas o temerosas profundidades a las que el hombre puede elevarse o caer a través de la función Plutoniana, el planeta de los extremos. Se descubrió en 1930 y correspondió a un clima de intimidación pública o de coerción, como lo fue la época del chantaje y el gangsterismo en los Estados Unidos; el nacimiento de las dictaduras, el desarrollo de la energía atómica y coincidió también con la más grande depresión económica que haya conocido el mundo. En esta época también se difundió a nivel masivo el Psicoanálisis y a Plutón se lo ha asociado con la sicología, ya que ayuda al paciente a eliminar de su subconsciente, muchas de las represiones que siente.


Psicológicamente:


Plutón tiene que ver con la actividad subterránea o profunda en el inconsciente, similar a las raíces más hondas de un árbol, que son esenciales para llevar a la superficie la savia que le sirve de nutrición y para el proceso de eliminación a través de las hojas. O sea, es de eliminación y renovación, ya sea desde el punto de vista físico como en el psicológico. En el ser humano, actúa como un proceso que obliga a abrir por la fuerza a la conciencia frente a un problema. Tiene que ver con la causa raíz de una neurosis, por ejemplo, o con una verdad que ha estado mucho tiempo oculta y que de pronto se revela, pudiendo perturbar a la mente inconscientemente, hasta aflorar a la superficie.

Plutón representa lo que debe ser eliminado o transformado y tiene que ver en cualquier proceso o actividad, con la fase más crítica, donde la muerte o el comienzo de un fin es inevitable, o donde el renacimiento o un nuevo comienzo puede ocurrir. De ahí que se diga que es de principios y fines. De terminar algo y comenzar algo, al mismo tiempo (el hecho más conocido es la muerte de un ser querido). Los cambios producidos por este planeta son regenerativos o degenerativos, pero siempre son profundos. Un Plutón afligido sugiere una posible “dificultad en la eliminación”, por ejemplo, de sentimientos desagradables, con el riesgo de estados obsesivos y neuróticos en algunos casos y en los más graves, con el estallido eruptivo de violencia o de autodestrucción. Respecto de su deseo sexual intenso y a diferencia de Marte, tiene que ver más con la eliminación de fuerzas libidinosas del inconsciente, que con el hecho de procrear.

A veces se lo ha identificado con Lucifer, el ángel caído, y esta comparación se debe al hecho de que Plutón el planeta más alejado del Sol, desterrado en la oscuridad y el más distante del sistema solar. Tal vez sea por esto también, que su modo de dar las cosas sea con cierta deficiencia o en forma defectuosa. Los “plutonianos” son muy solitarios y se sienten apartados de los demás. A veces son dictadores, o los que tratan de intimidar o amenazan con la violencia para sacar dinero y otras ventajas, pero que se esconden o quedan en situación misteriosa, porque saben que tienen más poder manteniéndose ocultos que obrando abiertamente, en cuyo caso corren el riesgo de las represalias.

Tanto el planeta como el signo están asociados con el kundalini o la “fuerza serpentina” de los yoguis hindúes. La correlación de Plutón con la guerra, dictaduras, regímenes autoritarios y muerte implica la falta de justicia (Escorpio le sigue a Libra). Solo la comprensión, la necesidad de respetar una ley y el deseo de libertad (Sagitario) pueden llevar a controlar las fuerzas arraigadas, de sexo y dinero. Cuando los seres humanos puedan controlar a estos con otras energías superiores, entonces la agresión o la opresión cesarán.

El renacimiento indicado por Plutón y Escorpio debe ser considerado como el abandono del cuerpo por el alma, que ya no está confinada a los límites materiales del universo físico y así puede volver a su fuente de donde emanó. Plutón esta asociado con el signo de Escorpio y con la Casa VIII. Los asuntos de la casa donde se encuentra el signo de Escorpio, se combinan con los que rige la posición de Plutón.

Fuente: Uruastro


6 comentarios:

Adrisol dijo...

interesante y explicito tu informe..........
es para guardarlo y leerlo de vez en cuando,es muy interesante.......
gracias por compartirlo y un abrazo enormeeeeeeee

Achernar dijo...

Adrisol:

Gracias por tu comentario. Feliz Navidad.


Achernar

moderato_Dos_josef dijo...

Muy interesante este recorrido por algunos de los Planetas que componen nuestro Sistema Solar. Personalmente, me encanta tu blog y la astrología, (aunque no la domino, pero tengo una colección de fotos del espacio bastante buena) con un diseño muy cuidado y unas fotografías espectaculares. Creo, que en eso coincidimos; nos gusta la buena fotografía. Por desgracia yo no soy gran fotógrafo y la mayoría las cazo en Internet, para decorar mis propios textos, los cuales sí son creados por mí, es mi mayor diversión y también trato de convertirla en mi vida y oficio. Celebro que la creadora/or de un blog excepcional me haya encontrado por una vez jeje. Y no de haber sido yo el que lo busque (es lo que suelo hacer). Me apunto tu link y me sumo a tus seguidores, y ya estamos enlazados. Un saludo!

Ronini dijo...

Muy interesante tu blog, gracias por pasarte por el mío, espero volver pronto y verte por allí. gracias y un placer.muy ilustrativo

Achernar dijo...

Hola, Josef:

Sí ciertamente soy "creadora" de un blog, en principio astrológico pero al final muy variado, que me agrada decorar con bonitas imágenes, igual que haces tú con tu estupendo blog.

De vez en cuando me estaré dando una vuelta por tu página.

Gracias por tu comentario y tu visita. Puedes ver que ya tengo tu banner en una de las marquesinas, también te puse un enlace de texto.

Feliz Navidad

Achernar

Achernar dijo...

Ronini:

Gracias por la visita. Cada vez que pueda pasaré por tu blog.


Feliz Navidad


Achernar