viernes, 29 de agosto de 2008

Sarah Palin, candidata republicana a la vicepresidencia de Estados Unidos




Carta natal de Sarah Palin
Comparación o sinastría entre la carta natal de Sarah Palin y la carta de los EE.UU.
Click sobre las imágenes para agrandarlas


La gobernadora de Alaska, Sarah Palin, elegida hoy candidata republicana a la vicepresidencia de EE.UU., mantiene a sus 44 años la apariencia de una modelo, pero caza, come hamburguesas de alce y no tiene miedo de romperse las uñas.

Palin es una desconocida en la escena política nacional, pero en Alaska goza de gran popularidad, no sólo por su rostro digno de portada de revista de moda, sino por su espíritu reformista y unas aficiones que reflejan el espíritu de aventura de los habitantes del estado más salvaje de Estados Unidos.

Como Hillary Clinton, es alguien que también ha hecho historia, al ser la gobernadora más joven de Alaska, la primera mujer que ocupa el cargo y ahora también la candidata republicana a la vicepresidencia.

Palin se ha opuesto toda su vida al aborto, el asunto que provoca las reacciones más encendidas de los conservadores religiosos, y pasó la prueba más difícil.


En diciembre, su médico le dijo que su quinto hijo, que estaba por nacer, sufría el síndrome de Down.

Palin y su marido, Todd, decidieron tenerlo. “Ambos hemos sido muy activos en la defensa de la vida. Creemos que cada vida inocente tiene un potencial maravilloso. Lo miro ahora y veo la perfección. Sí, él tiene un cromosoma extra, pero pienso, en nuestro mundo ¿qué es normal y qué es perfecto?”, explicó Palin tras dar a luz a Trig, en abril.

Su hijo mayor, Track, se alistó en el Ejército de Tierra el 11 de septiembre del año pasado y, como Beau Biden, hijo del candidato demócrata a la vicepresidencia, Joseph Biden, será enviado a Irak.

Palin ha sido durante toda su vida miembro de la Asociación Nacional del Rifle, la poderosa organización que defiende el porte de armas en Estados Unidos, lo que le da otro punto frente a la base conservadora del partido republicano.

No obstante, irrumpe en la escena política nacional con lastre. A finales de julio, la legislatura estatal aprobó la apertura de una investigación para determinar si Palin presionó al comisario de seguridad pública, Walt Monegan, para que despidiera a su ex cuñado, que era policía.

El hombre estaba inmerso en un proceso de divorcio de la hermana de Palin del que saltaban chispas.

“No hice nada incorrecto”, se defendió Palin en la legislatura. “No presioné a Monegan”, afirmó. La gobernadora despidió a Monegan, pero ha insistido en que tiene derecho a disponer de las personas en su gabinete como desee.

Pese a ese borrón, Palin es una estrella en alza en el partido republicano porque es una cara nueva, con buenas credenciales de conservadora en asuntos sociales, que viene de muy lejos de Washington y no tiene vínculos con George W. Bush, cuya popularidad es mínima.

Nació en Sandpoint (Idaho), en una familia de entusiastas de los deportes al aire libre.

Ya en Alaska, Palin se ganó el mote de “Sarah Barracuda” por su entusiasmo como jugadora del equipo de baloncesto de su escuela secundaria.

En 1984 se quedó a las puertas de ser Miss Alaska, al quedar segunda en el concurso. Dós décadas más tarde mantiene el aire de modelo, reforzado con maquillaje y peinados muy sofisticados. En diciembre posó para la revista de moda Vogue.

Eso ha llevado a algunos de sus partidarios a definir Alaska como “el estado más frío, (con) la gobernadora más caliente”.

Tras la secundaria, Palin estudió periodismo y trabajó como reportera deportiva de televisión en Anchorage, al tiempo que ayudaba a su marido en su barco de pesca.

Todd, que es esquimal, trabaja actualmente en una explotación petrolera, aunque su pasión son las carreras de trineos a motor.

Ha ganado cuatro veces la “Iron Dog” (”Perro de Hierro”), la carrera más larga del planeta con esos ingenios, en la que competidores inmunes al frío y al viento atraviesan más de 3.000 kilómetros de tundra ártica.


Palin labró su nombre en la política como alcaldesa de Wasilia City, de donde pasó a la Comisión de Conservación de Petróleo y Gas, un puesto importante en un estado rico en recursos naturales.

En 2006 ganó las primarias republicanas para la elección a gobernador pese a la oposición de su partido.

En su breve mandato, su mayor logro ha sido convencer a la legislatura que autorice a TransCanada Alaska la construcción de un gasoducto de casi 3.000 kilómetros de longitud.

Su estrella llegará al firmamento si gana las elecciones junto a McCain y se muda a la mansión del vicepresidente en los terrenos del Observatorio Naval de Washington, pero tendrá que dejar de lado la caza de alces.

Vía Efe y AFP