jueves, 8 de enero de 2009

¿Cómo encontrar al ser que cambiará su vida?


Cualquiera de nosotros puede encontrar muchas almas afines a lo largo de la vida, contrariamente al caso del Alma Gemela que es necesariamente única y exclusiva. Encontramos almas afines entre dos buenos amigos, en una agradable relación familiar y ¡cómo no!, en una pareja cuya convivencia es un modelo a seguir.

¿Cómo sabremos distinguir si nos llevaremos bien con alguien? Por supuesto, conociéndolo a fondo, lo cual no es fácil, por eso exiten algunas claves basadas en las combinaciones de tendencias del carácter que nos permiten saber cómo es la persona que colmaría nuestras expectativas y necesidades.

Afinidades por elemento

La astrología es un buen comienzo para buscar nuestra alma afín. A continuación, le decimos cómo debe ser el alma afín de cada signo, agrupados de acuerdo al elemento que los gobierna.

Fuego

Aries. Se enamora a través de flechazos, es el signo del amor a primera vista. El amor se mantendrá mientras dure la pasión y quede un resquicio que conquistar o una batalla por ganar con su pareja. No es raro que muchos arianos se casen con personas que acaban de conocer o quieran tener hijos rápidamente, su amor suele tener un toque narcisista, este es su sello personal. Su Alma Afín tiene que ser alguien que mantenga siempre un espacio misterioso, un ser reservado, pero capaz de arriesgar en el momento justo.

El ardiente Leo no se conforma con encontrar pareja, lo que busca es el gran amor, por este motivo desde fuera lo ven como una persona frívola, que va tomando y dejando una persona tras otra. Un Leo enamorado luchará por la persona que quiere, a la que sorprenderá con regalos y detalles románticos. Todo le parecerá poco para demostrar sus sentimientos. Si el objeto de su amor le decepciona, no dudará en dejarlo, aunque le cuesta mucho superar los desengaños. Como Alma Afín necesitará admirar y respetar a su pareja de la cues esperará el mismo trato.

Para Sagitario, el amor ocupa en su vida el lugar que se merece. Encarna al clásico rompecorazones, alegre, enérgico y con mucho gancho. Su falta de disponibilidad y las pocas ganas de renunciar a su independencia lo hacen aún más deseable. Suele mantener varias relaciones a la vez y aunque en la juventud es un signo muy alocado, en la madurez entra en una etapa conservadora. Su Alma Afín debe ser tolerante, inteligente y con un modo de pensar parecido al del Centauro. Sólo así sentará cabeza.

Fuego

Tauro. Goza de buena reputación en cuestiones de amor. Muy sexual, con estilo discreto y sencillo, duda mucho antes de entregarse a nadie por temor a que la persona escogida no le corresponda cariñosa y apasionadamente. Vive el amor a un nivel físico. Su Alma Afín tiene que ser alguien sensible a las apariencias, poseer una imagen atractiva y un buen estatus social, algo que Tauro valora mucho a la hora de escoger pareja. Un ser que le garantice estabilidad en sus afectos.

Cuando alguien atrae a Virgo, sus nervios se alteran. Es frecuente que se quede sin palabras frente a la persona que ama. Es especialista en poner a prueba a sus potenciales parejas, para asegurarse de su amor. Prefiere que la persona elegida comparta su mismo trabajo, porque es para él un vínculo importante. Su Alma Afín deberá tomar la iniciativa. Virgo no hará nada para iniciar una relación y tampoco para romperla. Dedicado a su pareja y cariñoso en la intimidad, la menor traición hace estragos en él, que perdona, pero no olvida.

Capricornio es un ser suceptible, capaz de sentir una intensa pasión. Fiel y constante, no defraudará a su pareja pues no será capaz de arriesgar su relación ni siquiera en los momentos de mayor crisis afectiva. Reserva para la intimidad la pasión y el afecto. Su acusado sentido del ridículo le hace evitar muestras de amor en público. En cuanto a su Alma Afín, este nativo desea tener a alguien con quien estar en la felicidad y en la tristeza. No se echa atrás cuando se decide por alguien ya que le cuesta mucho enamorarse, pero, cuando lo hace, es para siempre.

Aire

La conversación de Géminis es ingeniosa; su simpatía, su inteligencia y sentido de la oportunidad hacen que sólo deba chasquear los dedos para conseguir lo que quiera, pero, ¿qué es lo que sienten? El amor y las relaciones estables le producen terror. Ven el amor como una diversión más, fuera de sentimentalismos y pasiones arrebatadas. Si hay algo que debe aprender para conservar a la persona que quiere, es a ser sincero y a preocuparse un poco más por la motivaciones y problemas de ésta. Su Alma Afín tendrá que ser paciente y saber adaptarse a sus cambios.

Libra atrae al amor por su carácter agradable, y aunque en su destino la pareja estable tiene un papel decisivo, le cuesta tanto tomar decisiones que, tal vez por eso, prefiera ser conquistado que conquistar. Quiere cercionarse de dar con el amor verdadero, y para ello tienen que ir descartando opciones. El amor siempre le brinda los mejores momentos. Su Alma Afín deberá fomentar constantemente el romanticismo en la pareja y demostrarle su amor con palabras, gestos y halagos.

Acuario prefiere las relaciones de amistad a las de amor que son para él más complicadas. No cree en el matrimonio. Piensa que los vínculos entre dos personas son mucho más que eso. Cuando se enamora se llena de inspiración disfrazado con la emoción de las primeras citas, en las que cada uno va descubriendo la personalidad del otro, pero en cuanto toma visos de relación su primer impulso es huir. Su Alma Afín debe ser alguien especial y original, con ideas parecidas a las suyas, poco convencionales. Necesita una relación liberal sin ataduras ni celos.

Agua

Es difícil que Cáncer se sienta realizado hasta que no tenga a su lado el compañero ideal. El Alma Afín de la mujer canceriana son hombres que le permitan mostrar toda su dulzura y su desarrollado instinto maternal. El hombre de cáncer busca un reflejo de su madre. Con su carácter amoroso y adaptable despierta la ternura de las mujeres, pone mucho empeño en construir una relación, aún a costa de ponerse una venda en los ojos e ignorar los defectos de su pareja. Sufre mucho con los desengaños, pero eso no le desanima a buscar otra nueva pareja, pues no pierde la fe en el amor.

No hay nadie más entregado, leal y justo que un Escorpio enamorado. Su capacidad sexual es sólo la punta de iceberg comparada con el amor que es capaz de sentir. Muy frío con quien no lo motiva, cuando ama lo hace con una intensidad poco común, sin medias tintas. Exigente en el amor; buscará un Alma Afín en quien pueda confiar. La confianza será la base de cualquier vínculo. Quien sea capaz de demostrárselo, descubrirá su exquisita sensibilidad.

Piscis es tan emocional que encontrar el amor se convierte casi en una obsesión. Despierta ternura y protección. Es tan fantasioso que suele caer en espejismos a la hora de enamorarse. Carece de fuerza para romper relaciones de dependencia o de amor no correspondido. El amor platónico es su especialidad, pero los problemas aparecen al implicarse en una relación real, ya que es imposible que el otro colme sus espectativas. Su Alma Afín: alguien sensible y comprensivo que lo proteja y comparta sus anhelos; incapaz de traición.

Artículo publicado en Predicciones nº 104.


Nota:

El libro "Lazos de amor", por Brian Weiss, se puede descargar en el siguiente enlace:

http://rapidshare.de/files/41304465/Weiss_Brian_-_Lazos_de_Amor.zip.html

2 comentarios:

poemas dijo...

Es interesante saber lo que tiene cada uno de los signos, yo soy cristiano pero no "fanatico compulsivo" y creo que hay mas respuestas que preguntas en el universo mientras no se cierre uno en su mundo, gracias por los consejos!

Saludos :)

Achernar dijo...

Poemas:

Así es, hay más respuestas mientras se mantiene la mente abierta.La Verdad es como un diamante de muchas facetas, cada faceta es un aspecto de la Verdad.

Saludos