lunes, 12 de enero de 2009

PUNTOS MEDIOS PLANETARIOS, LOS NODOS,LAS PARTES


PUNTOS MEDIOS PLANETARIOS


Son los puntos equidistantes entre dos planetas, o entre un planeta y los nodos, ASC o MC, en entre estos últimos. El punto medio es una síntesis o combinación de los símbolos entre dos planetas.
El grado y particularmente la casa en la que cae un Punto Medio (PM), simboliza dónde la relación en particular de los dos planetas involucrados descargará de un modo muy dinámico sus energías. Es decir, un PM combina las cualidades de ambos planetas, cuyo arco de separación es dividido por dos. Existen dos PM por cada par de planetas, uno corresponde al arco menor y el otro al mayor. Se considera al PM del arco menor, como la manifestación externa de la relación interfuncional, mientras que el punto directamente en oposición a este (PM inverso), simboliza el significado interno o personal de la interrelación simbolizada por los dos planetas.



LOS NODOS


Los nodos de un planeta cualquiera son los grados del Zodíaco donde el plano de su órbita corta el plano de la Eclíptica. Los Nodos que se usan comúnmente son los Nodos de la Luna, por su movimiento más rápido y por tener una importante conexión con la parte emocional y mental, tal como la tiene la Luna. El Nodo Norte (llamado antiguamente Cabeza de Dragón) es el punto en que la Luna cruza la Eclíptica de sur a norte; el Nodo Sur (llamado también Cola de Dragón) es el punto en que la Luna cruza la Eclíptica de norte a sur. Ambos Nodos están siempre en signos y grados opuestos en el Zodíaco y son los extremos de un eje de 180º de distancia, también llamado Eje Nodal.
Los Nodos siempre fueron conocidos por los astrónomos porque, cuando la Luna y el Sol, están a la vez cerca de ellos, se producen los eclipses. En la mitología, a los Nodos se los imaginaba como un dragón, aludiendo a la semejanza de su movimiento ondulante y porque se “tragaba” al Sol o a la Luna cada vez que ellos se hallaban cerca.
Su movimiento sobre la Eclíptica es retrógrado, o sea, que los Nodos se mueven en sentido contrario a los Signos del Zodíaco. Completan la vuelta al Zodíaco cada 18.6 años.
La interpretación mas aceptada actualmente de los Nodos establece que el Nodo Norte, según su ubicación por signo y casa, indica la dirección que el individuo necesita seguir para su nuevo aprendizaje y realizar sus esfuerzos en la vida. El mismo señala además, las cualidades, facultades y realizaciones que son nuevas y que por lo tanto exigen un esfuerzo consciente y sostenido en el futuro. El Nodo Sur, en cambio, según su ubicación por signo y casa, indica lo que el individuo ya tiene construido en su personalidad al nacer, lo que es instintivo o mejor conocido. Son las cualidades, facultades y realizaciones que no presentan dificultades en su manifestación porque ya están fijadas y no necesitan ningún conocimiento consciente. Esto no quiere decir que uno no debe utilizar sus dones naturales, o las facultades que se han heredado al nacer, o dicho de otra manera, que se deben a un positivo esfuerzo en otras vidas, si uno cree en la reencarnación. Pero es necesario recalcar que tales dones hay que utilizarlos a fin de desarrollar las nuevas posibilidades exigidas por el Nodo Norte. El eje de los Nodos nos muestra la dirección de nuestro destino. Ellos son los aspectos polares de un solo proceso, la aspiración y expiración de la energía espiritual en relación con los ritmos establecidos en el pasado.




LAS PARTES


Las Partes Planetarias o Arábigas como también se las llama, sirven como indicadores de los puntos de mayor sensibilidad interfuncional y están compuestas de dos planetas cualquiera y el Ascendente o cualquier otra cúspide.
El exacto origen del sistema no parece ser muy conocido. Fue muy desarrollado durante la Edad Media por los Árabes, cuya gran cultura se manifestó con énfasis en los conceptos matemáticos, geométricos y en el arte, pero hay antecedentes de que ya los griegos las conocían. Más tarde este sistema fue adoptado por astrólogos de Europa y su uso fue extendiéndose hasta nuestros días. Sin embargo, en los tiempos modernos, aunque muchos astrólogos no usan el gran número de Partes que han sido diseñadas, emplean por rutina la Parte de la Fortuna.
Esta Parte de la Fortuna se interpreta como el punto de la carta donde se origina el mayor beneficio y felicidad para el nativo. Ella se calcula sumando al grado del ASC., el grado de la luna y se le resta el grado del Sol.
La casa donde se halle la PF es muy importante también, porque determina los asuntos en los que el nativo estará interesado vivamente desde un punto de vista emocional.

Fuente: Uruastro