sábado, 10 de enero de 2009

El telescopio 'Hubble' toma la imagen más grande de una galaxia



La galaxia del Molinete fotografiada por el 'Hubble'. (Foto: NASA)



El telescopio espacial 'Hubble' ha capturado la imagen más grande y detallada jamás tomada de una galaxia. La fotografía, que tiene una resolución de 192 megapíxeles, muestra en toda su magnitud la gigantesca galaxia Messier 101, conocida en inglés como Pinwheel y en español como la del Molinete, uno de los mejores ejemplos de galaxia espiral.

Este tipo de galaxias gigantes no se formaron en un día, como tampoco se ha tomado esta espectacular imagen en 24 horas. El retrato hecho por el 'Hubble' se compone de 51 exposiciones individuales tomadas a lo largo de 10 años, además de elementos de imágenes de fotos tomadas desde varios telescopios de la Tierra. La imagen compuesta final es de 16.000 por 12.000 píxeles.

Las observaciones archivadas del 'Hubble' que se utilizaron para componer esta imagen fueron sacadas de varios proyectos del telescopio para determinar la expansión del universo, estudiar la formación de cúmulos estelares en las regiones gigantes de nacimiento estelar, encontrar las estrellas responsables de la emisión intensa de rayos-X, y el descubrimiento de estrellas súper gigantes azules.

La galaxia del Molinete es un gigantesco disco espiral de estrellas, polvo y gas que tiene 170.000 años luz de diámetro, o sea, el doble del de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Los científicos estiman que Messier 101 tiene al menos un billón de estrellas, de las que unos 100.000 millones podrían ser como nuestro Sol en términos de temperatura y duración de su vida. En la imagen tomada por el 'Hubble' se pueden apreciar millones de esas estrellas.

Los brazos espirales de la galaxia están salpicados de grandes regiones de nebulosas de formación estelar, unas zonas de intensa formación de estrellas dentro de gigantescas nubes de hidrógeno molecular. Brillantes y jóvenes cúmulos de estrellas azules calientes recién nacidas dibujan los brazos en espiral. El disco de M101 es tan delgado que el 'Hubble' puede ver fácilmente muchas más galaxias distantes que se encuentran más allá.

M101 se encuentra en la constelación circumpolar boreal llamada Osa Mayor, a una distancia de unos 25 millones de años luz de la Tierra. Por lo tanto, según indican los científicos de la NASA, estamos viendo a esta galaxia "como era hace 25 millones de años, cuando la luz que estamos recibiendo fue emitida por sus estrellas. Esto coincidió con el inicio del periodo del Mioceno de la Tierra, cuando los mamíferos florecían y el mastodonte aparecía por primera vez en nuestro mundo". La galaxia cubre una región del cielo igual a un quinto de la luna llena.

Fuente:

El Mundo, España