lunes, 12 de enero de 2009

Planetas sociales


JUPITER


Principio Vital:


Expansión a través del crecimiento, ya sea físico o intelectual; capacidad de comprensión y sabiduría; amor a la libertad.


Símbolo:
Lo forma un semicírculo (mente o espíritu humano), por encima de una cruz (la materia). Indica desarrollo del espíritu humano; la expansión de la conciencia, fuera de la experiencia física.


Astronómicamente:
Es el planeta más grande del sistema solar y tiene conocidas hasta ahora, 16 lunas, así que representa un pequeño sistema solar. Tanto en volumen como en masa, es más grande que todos los planetas juntos, aunque su densidad es menor que un cuarto que la de la Tierra. Además, es sumamente rápido en su rotación. Su movimiento diario es de 4´ 59´´ y le toma 12 años completar su trayectoria zodiacal.


Psicológicamente:
Júpiter es el impulso a expandir la conciencia para comprender y saber, no por mera acumulación de conocimientos como lo hace Mercurio, sino profundizando para madurar. Es el que regula el crecimiento uniforme de todo el organismo. Es el que dentro de nosotros hace desarrollar ciertos rasgos del carácter, para compensar las insuficiencias o los defectos que se producen en otra parte. Es el planeta curador por excelencia. Conciencia en el sentido más integro, de ahí su asociación con las cualidades de justicia, misericordia y compasión. Representa el sentido interno de la ley, el orden, la moral, la convicción religiosa, el deseo de proteger, de curar, remediar; habilidad para llevar a la madurez un proceso de crecimiento, de efectuar la realización de algo que produzca satisfacción o suerte. Si Marte es la energía para crecer, Júpiter representa los medios, recursos y capacidad. Júpiter afligido tiende a exagerar, a ser extravagante, a lo ilegal, a ser engreído a la gatuidad o superficialidad. Incrementa las aspiraciones, pero existe una tendencia a emprender más de lo que quede manejar. En realidad, no cree que pueda fracasar y toda restricción decididamente es intolerable. Representa Júpiter, nuestra habilidad para ampliar o ensanchar la esfera de acción de nuestros intereses y la habilidad para ampliar o ensanchar la esfera de acción de nuestros intereses y la habilidad para obtener éxito o las oportunidades para lograrlo. Una clave para comprender la capacidad para poder prosperar a través del aprovechamiento de las oportunidades, está dada por la posición de Júpiter. La tendencia a ser optimista, alegre, jovial y expansivo se vincula con Júpiter. Además, rige el tiempo libre, la riqueza en general, los grandes negocios, la mente superior; la prosperidad, la educación superior, el razonamiento filosófico. Tradicionalmente es llamado el Benéfico Mayor y de acuerdo con el signo donde esté, nos indicará en qué nos gusta emplear nuestro tiempo libre y de qué manera y donde tendremos buena suerte. Se encuentra asociado con Sagitario y Piscis y con las Casas IX y XII. Los asuntos de la casa donde se encuentre el signo de Sagitario o el de Piscis se combinan con los que rige la posición de Júpiter.


SATURNO


Principio Vital:


Limitación; contracción; formación a través de la restricción, disciplina y rigidez.
Símbolo:


Al revés que el de Júpiter; o sea, una cruz por encima del semicírculo. Lo que significa que prima la materia física sobre el espíritu humano para que este pueda lograr su desarrollo y tener conciencia de sí mismo. A este símbolo a veces se lo ha identificado con la guadaña del dios Cronos o del Tiempo.


Astronómicamente:
Presenta un sistema de anillos que, aunque no son únicos entre los cuerpos celestes conocidos, son los más numerosos y densos. Estos anillos rodean al planeta a la altura del ecuador. Desde el punto de vista delas enseñanzas ocultistas parece simbolizar “el anillo que no se pasa”, que es una expresión corriente. Su revolución la realiza en 29 años y su movimiento diario por longitud es de 3´49´´, término medio.


Psicológicamente:
Significa la tendencia a desarrollar la autodisciplina, a ser consciente de sí mismo. La función de Saturno permite que el hombre piense con claridad, con lógica, sea capaz de concentrarse, de formular cosas concretas, de tener ideas o planes constructivos. Representa, entre las profesiones, al constructor, al arquitecto, al monje contemplativo. Es la fuerza que sostiene (al igual que el esqueleto); tiene que ver con la rutina o con lo que es monótono; con el trabajo laborioso que requiere paciencia y con el sentido del deber. Es la actitud seria y reflexiva en el hombre, la de manejar las cosas de la vida con realismo, practicidad y responsabilidad. Es el planeta que nos hace despertar a la realidad, es decir, nos hace ser conscientes de nosotros mismos y, como un ser aislado, experimentar una aguda soledad o alejamiento de los demás. En la carta natal Saturno representa además: los temores, sufrimientos, sensaciones de falta de adecuación personal y las inhibiciones que podamos tener. Saturno afligido da tendencia al egoísmo, insensibilidad de corazón, crueldad, estados depresivos, quizás una vida de mucha dureza, de pesares y mala salud. Tradicionalmente es llamado el Maléfico Mayor y está asociado con los signos de Capricornio y Acuario y con las Casas X y XI. Los asuntos de la casa donde se encuentre el signo de Capricornio o Acuario, se combinan con los que rige la posición de Saturno.


Fuente: Uruastro