lunes, 9 de febrero de 2009

Encuentran 30 momias y un sarcófago en una cámara funeraria de unos 4.300 años en Menfis




Un equipo de arqueólogos egipcios ha encontrado unas 30 momias y al menos un sarcófago sin abrir en una cámara funeraria de unos 4.300 años de antig~edad situada en Saqqara, donde se encuentra la necrópolis principal de la antigua ciudad de Menfis, según anunció hoy el Gobierno en un comunicado.
Concretamente, la cámara se ubica a unos once metros de profundidad en la parte occidental de la pirámide escalonada de Saqqara, una de las grandes estructuras de piedra más antiguas del mundo, que data del año 2.650 antes de Cristo, aproximadamente. La mayoría de las momias se encuentran en nichos en las paredes de la cámara.
Una de las momias es, más o menos, del 640 antes de Cristo, mientras que el sarcófago, hecho de piedra caliza y cerrado con escayola, probablemente es mucho más antiguo. “Creemos que es del Reino Antiguo, puede que de la Quinta Dinastía”, declaró a la agencia Reuters el arqueólogo Abdel Hakim Karar. La Quinta Dinastía gobernó Egipto entre el 2.494 y el 2.345 antes de Cristo.
No es habitual hallar lugares de enterramiento intactos en las necrópolis que ya se conocen bien, como es el caso de la de Saqqara, ya que fueron saqueados por ladrones. Los arqueólogos prevén comenzar a examinar los hallazgos esta misma semana y esperan encontrar amuletos entre las vendas de las momias.
El Gobierno egipcio asegura en su comunicado que también hay un sarcófago, éste de madera, que probablemente no se haya abierto desde los tiempos de los faraones, pero Karar dijo que lo más seguro es que los antiguos saqueadores de tumbas lo encontraran primero. En su interior había una momia de un hombre llamado Badi Enhery, según indican las inscripciones del sarcófago, afirmó Karar.

Reuters / Ep


Un equipo de arqueólogos egipcios ha descubierto una tumba faraónica, que contiene 30 momias y varios ataúdes de madera y de piedra, de hace aproximadamente 4.300 años, en la localidad de Saqara, al suroeste de El Cairo.

El Consejo Supremo de Antigüedades (CSA) ha anunciado que la tumba fue hallada en la zona de Gisr al Modir, al oeste de la pirámide escalonada, construida como tumba del faraón Zoser (2.650 años a.C) por el arquitecto y médico Imhotep.

La tumba, de piedra caliza, pertenece a un hombre religioso llamado Sengim, que vivió durante la VI dinastía del Imperio Antiguo (2575-2150 a.C).

Pozos, momias y ataúdes

Según el secretario general del CSA, Zahi Hawas, un pozo de 11 metros de profundidad fue hallado también dentro de la tumba, cerca de la cámara mortuoria, mientras que al este fue descubierto otro pozo, que data del año 2640 a.C.

Dentro de la cámara mortuoria los arqueólogos encontraron 30 momias y esqueletos, además de un ataúd de madera de 180 centímetros de longitud y decorado con escrituras jeroglíficas, que contiene una momia que data del año 640 a.C.

Hawas reveló, además, que otros cuatro ataúdes de piedra fueron descubiertos en la misma tumba, de los cuales uno sigue cerrado, aunque se espera que sea abierto esta semana.

En Saqara, con un área monumental que cubre una extensión de siete kilómetros cuadrados, se ubicó la necrópolis de los primeros faraones, por lo que el recinto acoge las tumbas más antiguas de Egipto, entre ellas la pirámide escalonada del faraón Zoser.

Fuente: EcoDiario