miércoles, 4 de febrero de 2009

Scientists find world's biggest snake

Anaconda en comparación con una vértebra de la Titanoboa cerrejonensis

Los restos de la mayor serpiente del mundo, descubiertos en el norte de Colombia, han arrojado luz sobre el clima y el entorno en el que vivió hace 60 millones de años este reptil del tamaño de un autobús. En la imagen, dibujo que recrea la Titanoboa cerrejonensis. EFE

A vertebra of a modern Anaconda (left) and (right) a vertebra from the Titanoboa.


'Titanic' boa fossils provide clues to past tropical climate.


Researchers have found fossils of the biggest known snake in the world, a discovery that could shed light on the climate of the tropics in the past.

The scientists estimate the snake lived 58 to 60 million years ago and was around 13 metres long. The giant, found in northeastern Colombia, dwarfs modern pythons and anacondas which usually don't exceed 6-6.5 metres and are thought to be the largest living snakes.

Since snakes are poikilotherms that, unlike humans, need heat from their environment to power their metabolism, the researchers suggest that at the time the region would have had to be 30 to 34 degrees Celsius for the snake to have survived. Most large snakes alive today live in the South American and southeast Asian tropics, where the high temperatures allow them to grow to impressive sizes.

"We've taken the snake and turned it into a giant thermometer," says lead author and vertebrate palaeontologist Jason Head of the University of Toronto in Canada, who says he "just about screamed" when he first saw the size of the fossils.


Head's colleagues discovered fossilized vertebrae and ribs from 28 individual snakes in an open-pit coal mine at Cerrejón. The vertebrae's structure suggests the snake is closely related to the boa constrictor, leading the team to name the species Titanoboa cerrejonensis, or 'titanic boa from Cerrejon'. By comparing the shapes and sizes of the two best-preserved vertebrae to those of living snakes, the researchers calculated that the snake was 12.8 metres long and weighed 1,135 kilograms.

King of snakes

"It is hands-down the largest snake ever confirmed," says Harry Greene, an evolutionary biologist at Cornell University in Ithaca, New York, who was not involved in the work. "I think it's really spectacular."

Using models1 based on the largest modern-day snakes and their estimate of the Titanoboa's size, the team calculated how hot the tropics must have been 58 to 60 million years ago, a period known as the Palaeocene. The mean annual temperature would need to be at least 30-34 degrees Celsius to support the snake's metabolism, the researchers report in Nature2. This range matches previous estimates from Palaeocene climate models that assume high atmospheric carbon dioxide concentrations3.

The results support the idea that the temperature difference between the Palaeocene tropics and higher-latitude regions was as large as it is today, even though the higher latitudes were much warmer during that time. This counters the so-called 'thermostat' hypothesis, which predicts that tropical temperatures would stay fairly stable even as other parts of the world heated up.

The study offers a "really big piece of evidence" to researchers trying to estimate Palaeocene climates, says Lisa Sloan, a climate scientist at the University of California, Santa Cruz. But Greene cautions that the team based their temperature calculations partially on the largest known size of an anaconda today, which the study pegs at 7 metres. This number is "very conservative" and could be as high as 11 metres, Greene says, which would lower the corresponding temperature estimate for the Palaeocene tropics.

  • References

    1. Makarieva, A. M. , Gorshkov, V. G. , & Li, B.-L. Proc. R. Soc. Lond. 272, 2325-2328 (2005).
    2. Head, J. J. et al. Nature 457, 715-717 (2009).
    3. Shellito, C. J. , Sloan, L. C. & Huber, M. Palaeogeogr. Palaeoclimatol. Palaeoecol. 193, 113-123 (2003).
Fuente: Nature




Los restos de la mayor serpiente del mundo, descubiertos en el norte de Colombia, han arrojado luz sobre el clima y el entorno en el que vivió hace 60 millones de años este reptil del tamaño de un autobús.

Bautizada “Titanoboa Cerrejonensis” por su tamaño y por la mina de carbón de Cerrejón donde fue encontrada hace unos dos años, la gigantesca criatura medía más de 13 metros de largo y pesaba 1,25 toneladas, según los paleontólogos que analizaron sus vértebras y cuyas conclusiones aparecen publicadas en la última edición de la revista “Nature”.

“Es la mayor serpiente que ha conocido el mundo”, afirmó Jason Head, de la Universidad de Toronto Mississauga, autor principal del estudio y miembro del equipo internacional que analizó los fósiles.

Head comparó al reptil con un autobús y dijo que su cuerpo era tan ancho que no cabría sin contraerse por la puerta de una habitación.

“El descubrimiento nos da una visión única e importante del pasado”, señaló por su parte Jonathan Bloch, de la Universidad de Florida, quien dirigió la expedición a Colombia junto a Carlos Jaramillo, del instituto Smithsonian de investigación tropical en Panamá.

“La serpiente que intentó devorar a Jennifer López en la película ‘Anaconda’ no era tan grande como ésta”, según Bloch, quien explicó que el fósil data de la época del Paleoceno, un periodo de 10 millones de años que siguió a la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años.


El tamaño del reptil es revelador porque la dimensión de las serpientes y de otros animales de sangre fría depende de la temperatura de su hábitat.

Head y Bloch calcularon que por su tamaño, la “Titanoboa” hubiera necesitado una temperatura media anual de entre 30 y 34 grados centígrados para sobrevivir, hasta 6 grados más que la media hoy en la ciudad costera colombiana de Cartagena (28 grados).

Jaramillo explicó a Efe que los científicos saben por los fósiles de plantas halladas allí que la zona de Cerrejón, que hoy es árida, fue un bosque tropical en el período del Paleoceno del que data la “Titanoboa”.

“En el Paleoceno los niveles de CO2 en la atmósfera eran el doble de los existentes en la actualidad y la selva tropical sobrevivía a 32 grados, cinco más que las que se registran hoy en esos bosques”, señaló el botánico, quien destacó las implicaciones de este descubrimiento para comprender el efecto del cambio climático sobre las plantas tropicales.

Estos datos pondrían en entredicho la idea de que la vegetación tropical podría desaparecer a temperaturas más elevadas como las que se auguran para los próximos siglos.

Nunca se habían encontrado en la zona ecuatorial de Suramérica fósiles de un vertebrado de entre 55 y 65 millones de años de antigüedad, debido a la densidad de la selva y al mayor deterioro de los restos por el calor, según David Polly, de la Universidad de Indiana (EEUU), otro de los coautores del estudio.

“Por un lado esta nueva especie nos permite comprender mejor la historia de las serpientes y por otra nos da una indicación del clima en los trópicos en el Nuevo Mundo en un periodo en el que estaban empezando a evolucionar grupos modernos de organismos”, dijo a Efe Polly.

Hasta ahora los científicos utilizaban modelos climáticos y el estudio de fósiles de plantas para reconstruir el clima en esa zona.

En Cerrejón también fueron hallados muchos esqueletos de tortugas gigantes y de los extintos antepasados de los cocodrilos, que al parecer fueron devorados por el gigantesco ofidio.

Las serpientes más grandes en la actualidad son las anacondas, que miden entre 5 y 7 metros, y las pitones, entre uno y seis metros.

Jaramillo señaló que si prosigue el cambio climático será posible ver en el futuro serpientes como la “Titanoboa”, aunque para ello deberán pasar millones de años ya que las especies evolucionan despacio.

“Probablemente si no tenemos hoy animales de este tamaño es porque el planeta es muy frío”, declaró.

De aquí al año 2100 los distintos modelos climáticos prevén un incremento de temperaturas de entre 2 y 6 grados centígrados en la Tierra.

Lo que más alarma a los científicos, según Polly, es la rapidez con la que se está produciendo ese cambio climático, ya que puede impedir a las especies y los ecosistemas adaptarse.


EFE

1 comentario:

Elisabeth dijo...

uffff genial entrada,yo estoy muy preocupada con el cambio climatico....


besitosssss