miércoles, 11 de marzo de 2009

Científicos rusos desarrollan un sistema de posicionamiento y navegación para naves espaciales en el Sistema Solar



Científicos rusos desarrollan un sistema de posicionamiento y navegación para naves espaciales en el Sistema Solar que utilizará como satélites de navegación a los púlsares, informó hoy un experto del Instituto de Estudios Cósmicos de Rusia.

Especialistas de nuestro departamento de Astrofísica de Altas Energías estudian el diseño de sistemas de navegación autónomos que se orientarán por las señales de los ‘púlsares roentgen‘, estrellas de neutrones con fuertes campos magnéticos“, dijo el experto, Yuri Zaitsev, a la agencia Interfax.

Zaitsev explicó que la necesidad de desarrollar un sistema de navegación en el espacio se debe a los planes de Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea de enviar naves cósmicas a lejanos planetas del Sistema Solar.

“El cumplimiento exitoso de tales misiones sólo será posible si existe la posibilidad de determinar con precisión el posicionamiento de los aparatos cósmicos en el espacio“, señaló.

Agregó que los sistemas terrestres de navegación, como el ruso Glonass y el estadounidense GPS, sólo funcionan a alturas inferiores a las de los satélites de navegación por los que se orientan y no sirven para los vuelos espaciales, como a la Luna o Marte.

En cambio, los púlsares, esos ‘faros espaciales’ que envían periódicamente sus impulsos, sí son capaces de garantizar la navegación de los aparatos cósmicos en cualquier órbita, ya sea circunterrestre o interplanetaria”, manifestó.

Según el experto, actualmente “los cálculos demuestran que el sistema de navegación roentgen puede asegurar el posicionamiento espacial de una nave cósmica con una precisión de centenares y decenas de kilómetros“.

Al tiempo, esta precisión puede ser mejorada hasta un margen más estrecho de “varios kilómetros” concretándose las características de los púlsares y elevando la sensibilidad de los detectores roentgen.

Precisamente a esto se dedican ahora astrónomos en la Tierra y cosmonautas rusos a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI)“, puntualizó el representante del Instituto de Estudios Cósmicos de la Academia de Ciencia de Rusia.

Los astrónomos estudian las características de las estrellas de neutrones con ayuda de telescopios del observatorio ruso “Integral“, mientras cosmonautas en la EEI ensayan prototipos de los detectores para el futuro sistema cósmico de navegación y posicionamiento.

Los púlsares son estrellas muy compactas y con elevados campos magnéticos originadas durante las explosiones de supernovas, de cuya composición la teoría estándar apunta que están formados básicamente por neutrones y, en menor proporción, por protones y electrones.

EFE