martes, 17 de marzo de 2009

El más diminuto dinosaurio carnívoro descubierto en América del Norte


Esta pintura, sin fecha, muestra “en vida” al Hesperonychus elizabethae. Foto: AP Photo/Nicholas Longrich

Esta fotografía, sin fecha, cedida por la Universidad de Calgary, muestra una garra de la pata del Hesperonychus elizabethae. Foto: AP Photo/Nicholas Longrich



¿Puede imaginarse un voraz dinosaurio velociraptor como el de la película “Parque Jurásico” pero apenas del tamaño de un pollo actual?

Eso es exactamente lo que anunció un grupo de investigadores canadienses: el más diminuto dinosaurio carnívoro descubierto en América del Norte.

Este animalito emparentado con el velociraptor, con un peso de apenas 1,8 a 2,25 kilos (4 a 5 libras) “probablemente cazaba y comía lo que podía por su tamaño: insectos, mamíferos, anfibios y quizás bebés de dinosaurios”, según Nicholas Longrich, de la Universidad de Calgary.


La criatura vivió hace 75 millones de años en los pantanos y bosques del sur de Alberta, Canadá, reportan Longrich y su colega Philip Currie en la edición del martes de las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

Se han hallado muchos restos de dinosaurios grandes y medianos en América del Norte, pero no pequeños hasta ahora, dijo Longrich en una entrevista telefónica.

Los huesos del minidino fueron descubiertos entre fósiles que habían sido recolectados hace un cuarto de siglo y que estaban en un cajón de un museo, precisó el investigador.

En los últimos años se han descubierto dinosaurios diminutos similares en China, y su estudio ayudó a los investigadores a identificar esta versión americana.

“Fue difícil determinarlo porque estaba todavía incrustado en una roca”, explicó Longrich. “Sólo por haber estudiado los dinosaurios chinos pude darme cuenta de qué era”.

Una vez que logramos desencajarlo de la roca vimos un hermoso espécimen“, agregó.

Al igual que el velociraptor, el minidino tiene garras. Anteriormente los dinosaurios carnívoros más pequeños hallados en el norte del continente americano eran del tamaño de un lobo.

La criatura ha sido designada Hesperonychus elizabethae, en homenaje a la fallecida paleontóloga canadiense Elizabeth “Betsy” Nicholls, que recuperó el espécimen. Hesperonychus significa “garra occidental”, en referencia a la mayor que presenta en el segundo dedo en forma de hoz.

El hallazgo “pone de manifiesto lo poco que sabemos, y plantea la posibilidad de que haya aun otros más pequeños a la espera de que los encontremos”, comentó Longrich.

Matthew Carrano, paleontólogo en el Museo Smitshonian de Historia Natural, coincidió.

“Creo que cada vez hay mayor conciencia entre los paleontólogos de vertebrados que hemos pasado por alto muchas especies pequeñas de dinosaurios. Son más difíciles de hallar, pero también la historia inicial de nuestra ciencia tuvo mucho que ver con el hallazgo de los especímenes grandes e impresionantes”, comentó Carrano, que no participó en el equipo de Longrich.


The Associated Press

4 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Es cierto apenas sabemos nada! Que joya de animalito!

Elisabeth dijo...

que chulooo me encanta la naturaleza y todo lo q se va descubriendo....


besitossss

Tu Vecina Day dijo...

de verdad que es bien interesante esta profesión y la que nos mantiene alerta sobre el origen de las especies; tremendo hallazgo este último que han hecho!

Un besote.

Esteban dijo...

y que chiquito.. jeje...

saludos